Regresó el ARA “Bahía San Blas” a Puerto Belgrano

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_2017_abril_NOTAGACETAREGRESOSANBLAS.jpg
Finalizada su participación en la Campaña Antártica, retornando a su apostadero embarcaron cadetes de la Escuela Naval Militar, de la Escuela Nacional de Náutica y de la Escuela Naval Fluvial.

Finalizada la Campaña Antártica de Verano 2016/2017, el domingo pasado llegó a la Base Naval Puerto Belgrano, su apostadero natural, el transporte ARA “Bahía San Blas”. Además de la tripulación que llevó a cabo la Campaña, se sumaron cadetes de la Escuela Naval Militar, la Escuela Nacional de Náutica “Manuel Belgrano” (ESNN) y la Escuela Nacional Fluvial.

Por parte de la Escuela Naval Militar, fueron 59 cadetes de 1°, 2º y 4º año de los cuerpos Comando Naval y Profesional Escalafón Intendencia.

Luego de la zarpada del “San Blas” el 12 de abril de la Dársena Sur en la Ciudad Autónoma de Buenos se llevó a cabo navegación de tipo costera principalmente, lo cual permitió a los cadetes embarcados poner en práctica gran cantidad de los conocimientos adquiridos en las aulas.

A excepción de los del Cuerpo Profesional Escalafón Intendencia, cubrieron guardias de señalero, timonel y, en el caso de los de 4° año, de Ayudante de Oficial de Seguridad Náutica, en trozos (períodos) de 2 horas con el propósito de adquirir destrezas en la tarea de pasar y tomar la guardia; y de incrementar la variedad de situaciones a las que hicieron frente en el puente de comando, siempre bajo la estricta supervisión de la Plana Mayor y dotación del buque transporte.

“Estando en 4° año fuimos ayudantes de la Guardia de Seguridad Náutica y por momentos pudimos hacernos cargo del puente en navegación y tener a cargo a cadetes de 1° y 2° año en el rol de navegación”, expresó la Brigadier Principal Aldana Serial, cadete de 4º año de la Escuela Naval Militar.

Esta experiencia también fue favorable para generar lazos con otros institutos de formación náutica, aportando el valioso aprendizaje del arte de la navegación, valor que fue aprovechado al máximo por los representantes de las tres escuelas.

Juan Cruz Bianco, cadete del 2º año de la especialidad Cubierta en la ESNN, comentó: “Es la primera vez que me embarco. Fue muy enriquecedora la navegación, porque tuvimos la posibilidad de ver la maniobra de hombre al agua, la maniobra de fondeo, hicimos un zafarrancho y uno de abandono. El zafarrancho de incendio lo hicieron los tripulantes pero tuvimos la posibilidad de ver cómo se opera”.

“Compartimos camarote con las cadetes de la Escuela Naval y nos sirvió para conocer otra parte del ambiente marino, que es distinto, pero sin embargo nos une el mar. Una entiende que abordo somos todos iguales, el mar nos trata a todos por igual”, expresó Victoria Borda, cadete del 2º año de la especialidad Máquinas de la ESNN.

Gaceta Marinera