Un condenado a 19 años de cárcel por asesinato pidió su traslado a Bahía porque estudia derecho en la UNS

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_2017_abril_NOTATRASLADOUNS.jpg
Se trata de Rubén "el Porteño" Funk, quien fue juzgado por matar de 24 puñaladas a un hombre en el barrio Don Bosco de Neuquén. Pidió que lo trasladen a Bahía Blanca, donde tenía una condena de 7 años que no cumplió.

“Quiero decir que se me está acusando de un homicidio sin pruebas”, afirmó Rubén “el Porteño” Funk, condenado a 12 años de prisión por asesinar de 24 puñaladas a Marcelo “Pinino” Rojas tras una discusión en barrio Don Bosco. A través de un acuerdo, la Justicia le dictó una pena única de 19 años de prisión, tras unificar la condena por homicidio con otras dos que ya tenía por robo a mano armada.

Ayer se realizó una audiencia en la que un tribunal integrado por los jueces Carina Álvarez, Cristian Piana y Andrés Repetto avaló la petición de la fiscalía y la defensa, y le dictó al Porteño una pena única de 19 años.

El fiscal Agustín García relató que Funk fue declarado culpable en diciembre de 2015 por el homicidio simple de Pinino, ocurrido el 27 de diciembre de 2014. Por ese hecho, se le dictó una pena de 12 años de prisión en febrero de 2016.

El hecho ocurrió tras una discusión en el barrio Don Bosco, luego de una larga jornada en la que hubo alcohol. Fueron empleados de Cliba quienes encontraron a Rojas herido, tirado en una calle de tierra.

Tras dar aviso, personal del SIEN asistió a la víctima, que murió debido a las graves heridas. Funk fue detenido después de un allanamiento en el que se secuestraron prendas de vestir ensangrentadas y una moto.

En lo que respecta a las otras causas, el fiscal señaló que el asesino tenía una condena anterior de siete años de prisión por un robo calificado por el uso de arma de fuego, dictada en 2010 en Bahía Blanca, que no cumplió.

Además, en 2015 Funk fue juzgado y condenado a una pena de tres años de prisión efectiva por otro robo calificado. “Nos parece justa y razonable la pena de 19 años de prisión”, concluyó el fiscal.

Pidió su traslado

Por su parte, la defensa indicó que el preso ya cumplió cinco años en prisión domiciliaria en Bahía Blanca y solicitó su traslado a esa ciudad, donde residen su esposa e hijos. “Allí estoy estudiando en la Universidad Nacional del Sur la carrera de Derecho, y además están mis familiares directos”, apuntó Funk al momento de hablar.

Fuente: La Mañana de Neuquén