Un viaje juntos por el mundo

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_2017_abril_NOTAGACETAPRIMOS.jpg
Javier Fernández y Matías Santillán son primos hermanos y forman parte de la tripulación de la fragata ARA “Libertad” en el actual Viaje de Instrucción Naval por el mundo. Esta experiencia de estar juntos los enriquece profesionalmente y fortalece aún más su vínculo familiar. Anécdotas y sentimientos de un viaje esperado.

EN NAVEGACIÓN HACIA DEN HELDER, HOLANDA - Fútbol, días de pesca, asado, familia y, ahora, un viaje por América y Europa, algo más que une al Cabo Segundo Norman Javier Fernández de 26 años y al Cabo Primero Walter Matías Santillán de 28.

Los primos hermanos nacidos en Punta Alta tienen una infancia común donde compartieron juegos y aventuras; y un presente como miembros de la Armada Argentina, hoy a bordo del buque escuela durante 6 meses de navegación.

De su infancia recuerdan los días en la casa de sus abuelos construyendo chozas con frazadas, maderas y chapas; las recompensas por ayudar a limpiar el patio; las lecciones aprendidas de vida, al devolver las frutas que tomaban del árbol del vecino; el Jardín de Infantes N° 905 y el barrio Fonavi, ubicado en calle Saavedra al fondo de la Ciudad Atlántida.

Los caminos de la vida llevaron a Javier y Matías por diferentes rumbos, incluso durante el transcurso de su adolescencia pasaron un tiempo sin verse, “pero el destino en la Armada siempre nos unió”, afirmó el Cabo Fernández, el más joven de los dos.

Javier ingresó a Tropa Voluntaria en 2011 por insistencia de un familiar que le dijo era momento de proyectar un futuro para formar una familia con base en la estabilidad laboral. “En la Armada me lo crucé a mi primo Matías y él pensó que quizás nos tocaría un destino juntos, como la fragata ‘Libertad’. ‘Mirá si nos toca’, dijo en aquella oportunidad; pero yo le dije que era imposible porque era marinero tropa voluntaria”, dijo. [N de la R: los marineros tropa voluntaria se encuentran por un período de tiempo fijo acotado en la Armada y quienes pueden ser tripulantes de la fragata son los marinos de cuadro permanente].

Al cabo de un tiempo, Javier terminó el secundario e ingresó a la Escuela de Suboficiales en el 2015 para formar parte del cuadro permanente de la Armada. Hizo la especialidad Servicios y se desempeña como camarero.

Matías relató que después de terminar la escuela secundaria estuvo un tiempo trabajando “pero tenía en claro que quería entrar a la Armada; lo hice en el 2009 y mi idea inicial era ser maquinista o electricista en la Armada hasta que un día vi a la banda de música; en ese momento descubrí mi vocación”.

Siempre los unió el destino de la Armada

Sonó un teléfono en la Base de Infantería de Marina Baterías, donde se encontraba destinado Javier Fernández. El llamado traía buenas noticias: le confirmaron el pase tan esperado a la fragata ARA “Libertad”. “Automáticamente le envié un mensaje a mi primo, me felicitó y me dijo: ‘¿A que no sabés quién viaja también?’. ¡Que alegría tenía!”, recordó.

Ambos coincidieron que ese momento fue emocionante, que compartirían lo cotidiano y que aquello que alguna vez imaginaron se concretaría. “Hacer el viaje juntos hace la diferencia, porque en los momentos que extraño a mis hijos es una tranquilidad saber que mi primo está acá conmigo; tengo la certeza que parte de mi familia está a mi lado”, explicó Javier. Matías asintió.

El músico considera que este viaje, tanto en lo personal como en lo profesional, es lo máximo. “Estoy estudiando en el Conservatorio de Música y quiero terminarlo porque me gustaría llegar a ser maestro de banda. La música me apasiona y la Armada Argentina me dio la posibilidad de vivir de ella”, agregó.

Asintiendo, Javier reforzó la idea de Matías, “no sé si fueron los destinos que me tocaron, pero siempre sentí apoyo y me han pasado cosas buenas en la Institución. Me gusta lo que hago, me gusta servir una mesa, saber aquello que necesita el comensal antes de que me lo pida y hacer que se sienta cómodo”.

A Javier y Matías los une la sangre y el trabajo en la Armada; y supieron afianzar este vínculo en el mar durante este viaje compartido. Los primos marinos transmiten a sus hijos Kevin, Luca y Benjamín, la amistad y la camaradería que los caracteriza.

Sobre el Viaje de Instrucción Naval y la fragata ARA “Libertad”

La fragata zarpó de Buenos Aires el 25 de marzo, dando inicio al 46° Viaje de Instrucción Naval con una tripulación de casi 300 personas entre cadetes, oficiales, suboficiales e invitados especiales. Su Comandante es el Capitán de Navío Fernando Maglione.

El viaje de estudio lleva dos meses de los 6 que navegará por los diferentes puertos de América y Europa. Los marinos argentinos estrecharán lazos de amistad y confraternidad con los países visitados y las Armadas extranjeras. Conocerán diferentes culturas y costumbres que formarán parte de su conocimiento profesional y personal.

El primer puerto en su itinerario fue Fortaleza, Brasil; siguió Veracruz en Méjico; Charleston y Miami en los Estados Unidos. Luego de la larga pierna de navegación hacia Europa que hoy transitan, visitarán Holanda a fines de junio; Alemania, Suecia, Francia, Reino Unido, España y Uruguay a su regreso (ver el adjunto del itinerario de los puertos del viaje). Está prevista la llegada de la fragata al país para los primeros días de octubre.

Desde sus comienzos, el buque escuela argentino ha recorrido más de 800 mil millas náuticas alrededor del mundo y ha formado a más de 11 mil marinos. Fuera de su Apostadero en Buenos Aires, la fragata ha pasado el equivalente a 17 años en el mar.

Silvina Rosas - Gaceta Marinera