PASO 2017: la Provincia pone en juego sus bancas para senadores

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_2017_julio_NOTASENADORES.jpgLas internas de hoy serán la primera evaluación electoral que afronta el gobierno de Mauricio Macri y un desafío para la dividida oposición peronista, en unos comicios que servirán como una encuesta nacional ante la ausencia de disputas internas para definir las principales candidaturas.

Macri someterá a su administración a la primera prueba electoral, en una suerte de “encuesta con votos” a raíz de la decisión de la mayoría de los frentes de prescindir de la competencia interna para la conformación de las listas.

La oposición, dividida en distintas expresiones del peronismo, buscará por su parte consolidarse de cara a la compulsa de octubre, con el objetivo de ganar espacio en el Congreso para incidir en la agenda de Cambiemos.

Por su peso electoral y paridad entre competidores, la expectativa estará puesta en la provincia de Buenos Aires, donde los principales referentes de la oposición -la ex presidenta Cristina Kirchner, Sergio Massa y Florencio Randazzo- decidieron encabezar la boleta de senadores para hacerle frente a la propuesta del oficialismo, cuya campaña fue asumida por la propia gobernadora, María Eugenia Vidal.

En las elecciones a gobernador de 2015, Vidal se impuso con el 39,42 por ciento de los votos y aventajó por cuatro puntos al candidato del Frente para la Victoria, Aníbal Fernández, quien obtuvo el 35,28 por ciento. En tanto, el postulante del massista Frente Renovador, Felipe Solá, cosechó el 19,26 por ciento, lo que lo dejó en el tercer lugar.

De esta manera, los principales referentes de la oposición buscan anticipar en este turno la disputa presidencial de 2019, lo que también explica la determinación de dejar de lado las compulsas internas para la definición de candidaturas.