"El trabajo no es una mercancía", dijo el nuevo titular del Episcopado

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_2017_octubre_NOTAEPISCOPADO.jpgOscar Ojea indicó que la Iglesia seguirá de cerca los planes del Gobierno, sobre todo en materia social.

La nueva conducción de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) manifestó su posición con respecto a la reforma laboral, uno de los profundos cambios que impulsa el Gobierno de Mauricio Macri.

"Para la doctrina social de la Iglesia el trabajo no es una mercancía, sino que hace a la dignidad de la persona y es un ordenador de la vida", expresó monseñor Oscar Ojea, el nuevo presidente de la CEA. "Toda la sociedad es responsable de que se puedan conservar los puestos de trabajo y que no se vulneren los derechos laborales".

El nuevo jefe de la Iglesia a nivel nacional adelantó que seguirán muy de cerca las políticas del Gobierno, sobre todo en materia social. "Somos muy sensibles ante esta cuestión y vamos a estar al lado de estas situaciones".

Además planteó su preocupación por "el avance tecnológico y la pérdida de fuentes de trabajo" aunque, dijo, confía en "la inteligencia y capacidad creativa de los argentinos para salir delante de esta contradicción", afirmó.

Ojea explicó que con el recmabio de autoridades el Episcopado "renovó su compromiso de hacer una conversión pastoral y misional hacia una Iglesia más simple" y marcó como una de las metas en el orden pastoral "trabajar para que nadie quede excluido".

"Con humildad como pastores, no como técnicos ni como políticos, queremos contribuir al diálogo entre los argentinos. Nos cuesta convivir, nos cuesta sentarnos a la misma mesa y no enojarnos", planteó el obispo de San Isidro, que presidirá la CEA por los próximos tres años.

Además advirtió que "la deuda social es enorme" y que están dispuestos a "trabajar y aportar desde la mirada de pastores". No obstante dijo que "comparte las aspiraciones del gobierno" en relación a lograr la pobreza cero y unir a los argentinos, en una conferencia junto al arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli y el obispo de Chascomús Carlos Malfa, también integrantes de la cúpula del organismo.

Fuente: TN