Los celulares buscan romper la monotonía en la cama

Publicado en Noticias

Resulta difícil pensar en rubros que no tengan su lado erótico. Desde las golosinas sexuales, los juguetes, la ropa, las películas, los videojuegos, todo tiene su versión asociada con los más bajos instintos que se esconden en la alcoba.

Ahora la que avanza es la tecnología. Y los celulares son el terreno más fértil a la hora de ingeniar nuevos estímulos para jugar entre sábanas.

Las aplicaciones sexuales cada vez son más y, para comprenderlas mejor, se pueden diferenciar en cuatro categorías: calificativas, instructivas, lúdicas y sociales. Es que algunas permiten medirse, calificarse. Otras, aprender nuevos trucos. Algunas jugar y divertirse. Y el último grupo permite sociabilizar y contactarse con otras personas que busquen lo mismo que el usuario.

Entre las calificativas, se destaca Pajímetro . Ostenta un millón de descargas sólo en Android y, a su vez, roza lo lúdico. Esta aplicación le permite al usuario –que se anime a atar su teléfono a su muñeca útil– conocer datos sobre su masturbación: cuántos metros recorrió su mano, cuántas calorías quemó, el tiempo que duró la sesión y cuántos movimientos le llevó. Esos datos se comparten anónimamente en la página oficial de la aplicación y establece el ránking mundial.

Otro programa de esta categoría es el Sex-o-meter , que luego de compartir la cama con la pareja, dirá cómo fue el desempeño amatorio basándose en los sonidos y los movimientos del colchón. Además, si se quiere ahondar en el juego previo, se puede tener el Kissing Test , que luego de besar la pantalla del teléfono, dirá cuán buena resultó la expresión de afecto. Sólo estas tres aplicaciones tienen más de 2,5 millones de usuarios.

Entre las lúdicas existen tres destacadas: La Ruleta del sexo ofrece actividades que deberán cumplirse, como besar el cuello, masajear la espalda o los pies, y poco a poco el celular irá subiendo el tono. Existen versiones para jugar de a dos o en grupo. 
También está el clásico Verdad-Consecuencia , que ofrece prendas y preguntas picantes.

En el grupo de las instructivas se destaca, por lejos, Kamasutra. La versión más descargada tiene 5 millones de usuarios y ofrece, básicamente, lo mismo que el libro. Pero hay una muy curiosa para los apasionados del peligro y el espacio reducido: CarSex Possitions . Esta curiosa aplicación ayudará a quien lo desee a aprovechar mejor el espacio del auto hasta con ilustraciones de cómo deberá acomodarse la pareja. Por último, las sociales. Las más exitosas. Superan los diez millones de descargas.

Blendr y Grindr , por ejemplo, usan el GPS del smartphone y los datos que el usuario quiera completar para ofrecer una lista de personas que están a su alrededor interesadas en concretar un encuentro. Dice metros de distancia, muestra una foto y perfil. 
Blendr es para todo público, y Grindr para la comunidad gay.

I Just Made Love combina lo lúdico con lo social. Esta innovación pide que se le avise cuando se acaba de concretar una relación sexual para indicarla en un mapa mundial. De ese modo, el usuario se somete a que se enteren hasta los vecinos.

Si lo que se busca es romper la rutina, experimentar, el fértil terreno de la tecnología celular ya hizo su parte. Y, como es costumbre, seguirá innovando y ofreciendo nuevos juegos que permitan interactuar, compartir y exponerse. A gusto del consumidor.

Fuente: Clarín