Bosque Encantado, tierras sospechosas

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_0noticias_PEHUENCOBOSQUEENCANTADO1.jpg

A raiz de la sospechosa cesión de tierras de algunos concejales de la IVR para fines aún más sospechosos del Rotary Pehuen Co, la Asamblea Ambiental Tucu-Tucu emitió el diguiente comunicado:

 

"El 18 de abril del año en curso fue aprobada en el Concejo Deliberante de Coronel Rosales la cesión de 4 hectáreas al Rotary Club Pehuen Co.

Sin embargo, en el texto del “Anteproyecto del Centro Costero de Educación y Recreación - CeCER” publicado por esa institución se indica que la donación de los terrenos se hizo el 11 de diciembre de 2010”. Es decir, el Rotary Club Pehuen Co diseñó un proyecto a medida de la cesión obtenida sin siquiera haber cumplimentado en ese entonces con los requisitos legales de aprobación.

No sólo eso, sino que desde 2010 hasta el 18 de abril de 2013 cuando el Concejo Deliberante aprueba la cesión, ni el Rotary Club Pehuen Co perteneciente al distrito 4930, ni ninguna otra instancia distrital, nacional o internacional de dicha institución, se interesó en ningún momento por gestionar la realización de una Audiencia Pública, en los términos que establece la ley para que debidamente se informara y consultara a la población sobre la utilidad que le darían a la tierras públicas con que el Departamento Ejecutivo de Coronel Rosales benefició a la institución basándose en las Ordenanzas Nº 2162, modificada por Ordenanza Nº 2242 y concordantes, todas en vías de ser derogadas. Tampoco se propuso ni se realizó ningún Estudio de Impacto Ambiental.

Más allá de que el mecanismo de Audiencia Pública es un derecho reconocido por las leyes de nuestro país cuando se trata delacceso a la información pública ambiental y participación de la ciudadanía en temas que le conciernen, y aún si no existiera la obligación legal de implementar dicha herramienta de consulta e información a la comunidad, hay un deber igualmente insoslayable que consiste en respetar los principios rectores que guían una institución y que son los que le dan inserción y credibilidad en su medio.

Más de 2 mil firmas constatan la disconformidad existente.

Consideramos que el Rotary como institución debe recapacitar y dar marcha atrás en el intento de beneficiarse con un bien público que tiene interés ambiental, patrimonial y afectivo para toda una comunidad, de incalculable valor para generaciones presentes y futuras, y que hace a la identidad de un pueblo.

Este proyecto cuenta con un aval político que deja indefensa a la población y que agrava la poca transparencia que ha tenido toda esta transacción.

En este sentido, el Rotary Club Pehuen Co, en ese momento presidido por Gerardo Perillo, promociona que se utilizarán las tierras obtenidas para que “niños de bajos recursos puedan conocer el mar”, mientras se pretende hacer pasar inadvertido dentro de todas las actividades que promueven, la edificación de un laboratorio oceanográfico en colaboración con el IADO (Instituto Argentino de Oceanografía) del cual él es miembro, además de la explotación del lugar como “camping turístico y estacionamiento”, la construcción de canchas de futbol, baloncesto y voleibol así como el alquiler de las instalaciones que se edifiquen, entre ellas una “sala de propósitos generales” para “eventos de negocios”.

Esto, a costa de utilizar un bien público con fines privados y pregonando un objetivo que podría cumplirse a través de una verdadera autogestión que afiance los vínculos con la comunidad.

Por todo esto, desde esta Asamblea, invitamos a todos los habitantes de la Provincia de Buenos Aires y del país, que estiman el valor ambiental, patrimonial, afectivo y turístico del Bosque Encantado, a que contribuyan a difundir esta información y soliciten al Rotary Club en sus distintas sedes que el Rotary Club Pehuen-Có no persista con este proyecto sobre el Bosque Encantado.

Apoyamos toda medida que contribuya a la preservación y cuidado del Bosque Encantado, consecuentemente solicitamos la derogación de las Ordenanzas que avalan las concesiones existentes y que no se renueven las que caduquen".