La Provincia aprobó las “prácticas formativas en ambiente de trabajo” para estudiantes secundarios

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_0noticias_ESCUELASECUNDARIA.jpgA partir de una resolución publicada en el Boletín Oficial, las prácticas formativas se extenderán a todos los estudiantes mayores de 16 años del sistema educativo bonaerense, a pesar de las críticas que despertó una iniciativa similar en CABA.

 A pesar de las críticas que generó una iniciativa similar que se llevó adelante la ciudad de Buenos Aires, el gobierno de María Eugenia Vidal aprobó hoy la implementación del “Sistema de Prácticas Formativas en Ambiente de Trabajo” para todos los estudiantes mayores de 16 años del sistema educativo que depende de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense.

Las Prácticas Profesionalizantes se implementan desde el año 2013 en escuelas pertenecientes a la Educación Secundaria Agraria y Técnica de toda la Provincia.

A partir de una resolución de la Dirección General de Cultura y Educación, desde ahora los estudiantes que cursen la Educación Superior Técnica, Superior Artística, Formación Profesional  y Educación Especial Técnica, también deberán acreditar prácticas y en este caso la “obligatoriedad” es taxativa: para obtener el título, los estudiantes tendrán que asistir a ellas por lo menos 200 horas en el último año de la especialización.

Además -según se desprende de la resolución publicada hoy en el Boletín Oficial- a esas actividades de carácter obligatorio, ahora se suman prácticas formativas no obligatorias para la Educación Secundaria, Educación de Adultos y Educación Especial que por su currícula no se corresponda con la Educación Técnico Profesional, las cuales se llevarán a cabo a través de un sistema de pasantías educativas.

Según la normativa, el objeto de estas es “propiciar la familiarización de los alumnos con el ambiente laboral en sectores afines con los estudios que realizan, promoviendo la integración con el entorno laboral, la capacidad de trabajo en equipo, la responsabilidad y el cumplimiento de las normas”.

Además, establece que tendrán una duración máxima de hasta 4 horas diarias y 20 semanales; durante 6 meses y que podrán ser renovadas no pudiendo superar en ningún caso los 12 meses.

También, la normativa explicita que las prácticas que realicen todos los estudiantes deberán estar “bajo la organización, control y supervisión” de la unidad educativa a la que pertenecen y se llevarán a cabo en “empresas e instituciones de carácter público o privado”.

Las escuelas serán las encargadas de seleccionar cuáles son las empresas o instituciones que se ajustan al perfil de sus alumnos, que serán inscriptas como “oferentes” en un registro del cual –tras ser aprobado el proyecto de prácticas- los estudiantes “elegirán”.

Específicamente, las prácticas podrán realizarse en organismos de gobierno; instituciones, asociaciones, cooperativas o empresas públicas o privadas, con o sin fines de lucro y organizaciones internacionales. 

Finalmente, con el objetivo de agilizar el sistema, hoy el Ejecutivo provincial aprobó en la misma resolución el “Circuito Administrativo de Prácticas Formativas en Ambiente de Trabajo”, una plataforma que permitirá brindar mayor celeridad a la carga de los datos.

La idea encuentra su antecedente más cercano en una iniciativa similar que quiere implementar desde el año pasado el Gobierno porteño, despertando críticas de los estudiantes, los sindicatos y la oposición.

Sin embargo, desde los gremios bonaerenses parecen no oponer mayor resistencia a la medida y -hasta el momento- no emparentaron la resolución del Ejecutivo provincial con la polémica iniciativa porteña.