Dejarían de enviar a los contribuyentes las boletas de Patente e Inmobiliario

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_0noticias_ARBABOLETA.jpgLa decisión está en estudio pero existen amplias chances de que comience a regir desde el año próximo. En busca de reducir gastos, la Agencia de Recaudación bonaerense (Arba) dejaría de enviar a los domicilios de los contribuyentes las boletas de la Patente y del Impuesto Inmobiliario.

De prosperar la iniciativa, el fisco bonaerense se ahorraría decenas de millones de pesos al año en stock de papel, procesos de impresión y reparto postal, puesto que las viejas boletas de Patente, Embarcaciones e Inmobiliario serían reemplazadas por un formato digital.

Según trascendió en las últimas horas, la intención de las autoridades de Arba es acelerar la migración de los contribuyentes hacia los servicios digitales que ya ofrece el organismo, de manera que los impuestos se reciban en el mail, se obtengan por internet o mediante la aplicación que está operativa para celulares con Android o iOS.

PRIMER PASO

El organismo recaudador ya dio un primer paso este año. Basándose en dos resoluciones, dejó de enviar la boleta en papel a todos aquellos contribuyentes que se encuentran adheridos al sistema de pago automático.

En estos casos, para acceder a la misma en formato digital se debe ingresar a la página web de Arba (www.arba.gob.ar) o suscribirse al servicio de “boleta por mail”, al que se accede por esa misma página.

En la actualidad, unos 500 mil contribuyentes ya no reciben las boletas papel por estar adheridos a la boleta digital.

Arba imprime y envía a los domicilios a través del correo unos 25 millones de boletas por año. Arba pretende acelerar la migración de los contribuyentes hacia los servicios digitales que ya ofrece el organismo. Pero también busca incentivar el pago electrónico vía home banking o tarjeta de crédito, puesto que con esa modalidad no se necesita contar con la boleta impresa, posibilitando que la reducción del consumo de papel tenga lugar dentro y fuera del Estado.

La idea oficial busca echar mano a la tecnología disponible en cada hogar, a través de computadoras, tablets o teléfonos inteligentes, para implementar un sistema íntegramente digital que evite los habituales problemas que acarrea la distribución por correo (impuestos que llegan tarde o se pierden en el camino), reduzca costos y contribuya a cuidar el medio ambiente ya que una tonelada de papel, por caso, implica la tala de 15 árboles.

Si bien la medida de eliminar la totalidad de las boletas impresas todavía está bajo análisis, la transición que abre camino a los impuestos digitales ya comenzó, dado que buena parte de los empleados estatales reciben la Patente y el Inmobiliario por mail y hay miles de personas y empresas que adhirieron en forma voluntaria a ese servicio.

En breve, a ellos comenzarán a sumarse, entre otros grupos de contribuyentes, aquellos que estén obligados a tener domicilio fiscal electrónico, los multipropietarios que abonan el Inmobiliario Complementario y quienes sean dueños de más de 10 objetos impositivos (ya sea embarcaciones, autos o inmuebles), según se desprende de recientes resoluciones del organismo.

SORPRESA

De hecho, junto con las boletas de la primera cuota de 2018, muchos vecinos recibieron con sorpresa en su domicilio el aviso de que ya no se les enviará la liquidación impresa. Todo indica que, en poco tiempo más, los impuestos en papel serán cosa del pasado en la Provincia.

La medida, con todo, genera interrogantes. Por caso, qué ocurrirá con aquellos contribuyentes que carecen de conexión a internet.

Más allá del caso de Arba, algunas empresas públicas están impulsando un mecanismo similar. Camuzzi dejará de enviar la factura en papel a aquellos contribuyentes que accedieron a recibir la boleta por mail o que pagan por débito automático.

La misma medida aplican, por ejemplo, empresas de telefonía celular que envían los resúmenes de cuenta a las casillas de correo de sus clientes.

Fuente: El Día