Marta Bertín: "Invertimos $2.700.000 para reparar los ascensores y estamos en un periodo de prueba"

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_0noticias_PENNAADENTRO3.jpg

Esas fueron las palabras de la Directora del Hospital Penna, al referirse a la denuncia realizada en las últimas horas por ATE, con respecto a la falta de funcionamiento de los ascensores en el lugar. "Esto es producto de que el hospital durante 30 años no tuvo un mantenimiento integral, las cosas se han ido deteriorando, se ha reparado muchísimo pero todavía queda mucho por reparar”, indicó Bertín a CAFEXMEDIO.

“Los ascensores se han reparado a nuevo con una inversión de $2.700.000, aproximadamente, son los ascensores que nosotros llamamos del grupo camilleros, que son los más utilizados y que tenían la misma antigüedad del hospital, incluso con las puertas tijera, que eran muy inseguras. Se cambió el sistema, se pusieron puertas automáticas y en este momento están en periodo de prueba. Están funcionando y hay que ir haciéndole ajustes por eso algunas horas no funcionan, viene el técnico, los ajusta y vuelven a funcionar", remarcó Bertín.

AYER LA GENTE DE ATE DENUNCIABA QUE NO SOLO NO ANDABAN ESOS ASCENSORES DE CAMILLA, Y TENÍAN QUE BAJAR A LOS PACIENTES A TRAVÉS DE ESCALERAS A UPA, SINO QUE TAMPOCO FUNCIONABAN LOS ASCENSORES PARA EL TRASLADO DE LA COMIDA, CON LO CUAL LA COMIDA TAMBIÉN LA TENÍAN QUE SUBIR Y BAJAR POR ESCALERA.

“Esto ocurre excepcionalmente si en algún momento que dejan de funcionar la demora que puede tener el técnico en venir; la verdad que es una situación que no es frecuente. Hay ascensores alternativos hasta el piso cero y el otro piso. El personal colabora mucho cuando surge alguna excepción de estas y suben por la escalera.
Ayer se llevaron una plaqueta que la están trayendo ahora para que vuelvan a funcionar", subrayó.

La funcionaria local informó que "hay un grupo que se llaman ascensores de la capilla, que son automáticos y hace 15 años no funcionan".

"Se están reparando ahora para fin de año. Esos los está reparando la universidad por un convenio que tenemos por el uso de las aulas del segundo piso de la carrera de Medicina y de Enfermería. Así que pronto esperamos tener sobre fin de año otros dos ascensores funcionando. Esto es producto de que el hospital durante 30 años no tuvo un mantenimiento integral, entonces, las cosas se han ido deteriorando, claramente, se ha reparado muchísimo, pero, bueno, todavía queda mucho por reparar”, remarcó.

¿HOY ESTE PROBLEMA ES EL MÁS IMPORTANTE QUE ESTÁ TENIENDO EL HOSPITAL?

“Otro tema es el lavadero, que también es un tema de muchísimos años, las máquinas que están ahora tienen, también, unos 15 o 20 años y se trajeron del Hospital de El Cruce, que eran usadas. Ahora estamos en proceso de compra de máquinas nuevas que, por supuesto, tuvimos que priorizar, primero, equipar los quirófanos, la guardia, hacer la obra de residuos patogénicos y el resto de las obras que hay y se va comprando la tecnología", expresó.

Bertín recordó que "cuando empezamos en 2016 lo primero que tuvimos que comprar es un esterilizador que en aquel momento valía $1.500.000 y no teníamos posibilidad de tener una esterilización continua, teníamos que mandar a otros lugares".

"Se ha ido incorporando tecnología en la medida que se puede pero, en tres años y medio, el hospital es muy grande y no hemos llegado a todos lados”, agregó.

¿CON RESPECTO AL TEMA DE LAS MÁQUINAS DE LAVADO CÓMO SE ARREGLAN?

“Ahora está funcionando una y mandamos a lavar a otros hospitales así como otros hospitales nos mandan a nosotros cuando tenemos las dos en funcionamiento. Hay una colaboración continua entre hospitales que se hace sistemáticamente cuando alguno tiene una falla. Los ascensores se reparan en menos de 24hs, cuando sufren algún desperfecto y las lavadoras están ahora trabajando hace un mes. Van cambiando las partes del motor que corresponden de la que no funciona para después abordar la que está funcionando”, finalizó.

Fuente: Café x Medio