Violencia de género: para el macrismo local hay que revisar si existe

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_2020_abril_NOTAQUIQUEVIOLENCIA.jpgNo es parte de un cuento de terror o de ciencia ficción. Es la atribución que dicen tener los 11 concejales de Juntos por el Cambio. La contracara: 160 llamadas a manos entrelazadas en solo 3 meses.

“Ahora que tenemos mayoría propia, vamos a decidir qué temas son importantes”, fue la advertencia realizada por Adrián Otero luego de ganar las elecciones y antes de ser desplazado de la presidencia del Concejo Deliberante.

La cosa venía en serio y lo que anticipaba el policía retirado, se cumple sin pausa. Así quedó reflejado luego de la negativa del macrismo residual, ante un proyecto referido a la violencia de género.

Liliana García, concejal, explicó la situación. “Mientras en nuestro distrito tenemos un alto nivel de violencia de género, los concejales de Juntos por el Cambio rechazaron adherir a Ley 15173 de Prevención y asistencia de situaciones de violencia de género y diversidad".

La edil de Bien Común calificó de “vergonzosa la gestión de los concejales del oficialismo”, al mismo tiempo de comentar los argumentos dados por dicho rejunte amarillo.

“Dijeron que ellos van a decidir si existe, realmente, violencia de género en el distrito. Ni siquiera se detuvieron a pensar que, para dar a conocer una estadística, solo durante la pandemia (desde el 20 de marzo pasado hasta la actualidad) en manos entrelazadas recibieron 160 llamadas por casos de violencia. No les importó”, relató,

Para García la situación es increíble pero real. “Al ser 11 concejales, ellos consideran qué es importante y que no. De hecho piensan derogar ordenanzas por el hecho de considerarlas innecesarias”.

“Al electorado le advertimos que esto pasaría, pero los volvieron a votar. Esta gente es la que ahora dirá, si existe o no violencia de género en el distrito. Tan triste como verdadero”, concluyó.

Quique GL