¿Cuál es el límite Bellozas? ¿Por qué tanto odio e ignorancia?

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_2020_julio_NOTABELLOZAS.jpg

Una vez más un funcionario de Juntos por el Cambio haciendo de las suyas. En realidad es el mismo de siempre ¿Por qué? ¿Hasta cuándo? ¿Qué dice el Pacto de San José de Costa Rica?

La foto habla por sí sola, el comentario tiene una clara intención. Pero para quienes no sepan, el autor del posteo es un funcionario de Mariano Uset (Juntos por el Cambio) en Zona Franca; se trata de Gustavo Bellozas.

Su sueldo, ya que el puesto político es de carácter provincial pero su designación es a partir del intendente de turno, se lo paga el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Es el mismo que hace pocos días posteó que tenía que comenzar el ojo por ojo, ante la noticia de un ladrón asesinado por un jubilado que había sido víctima de un robo.

Ahora el posteo de la foto, que generó un amplio repudio en las redes sociales ¿ Con qué fin? Solo este funcionario lo sabe. Pero la realidad es que es lo más parecido a un Homo Erectus congelado en el tiempo, y aunque la evolución es no lineal, acá todo indica que lo que no hubo fue evolución.

¿Hasta cuándo éstas cosas en pleno siglo 21? ¿ Por qué tanto odio en una persona? ¿ Cuál es la diferencia entre la hija de Macri y el hijo de Alberto? ¿ O les hijes de Cristina, o de Larreta o de quién sea? ¿Qué diferencia pretende mostrar, aún desde la más absoluta cobardía?

Es triste seguir leyendo estas cosas, sean de un funcionario o de quién sea. Es vergonzoso y alguien debería llamarlo a la reflexión. Esta persona cobra un sueldo que le paga el pueblo. Y se permite hacer estas cosas con la más absoluta impunidad.

Estas cosas pasan porque el intendente Uset lo sigue bancando, y desde el Frente de Todos con bancas en el Concejo Deliberante mantienen el silencio que los caracteriza desde hace bastante tiempo ¿Hace falta ser oficialista, opositor, o lo que sea para sentir pena por un ser humano que postea esto? Creo que no.

Vivimos en un país donde es ley el matrimonio igualitario con igual derecho para adoptar, lo propio ocurre con la identidad de género, la libertad de culto y la libre expresión. Pero todo tiene un límite.

El Pacto de San José de Costa Rica, firmado en 1978, incluye en su artículo 13 lo siguiente (con rango constitucional desde 1984):

"Toda persona tiene derecho a libertad de pensamiento y de expresión, respetando el derecho y la reputación de los demás". Agrega el articulado: "Estará prohibida por ley, toda propaganda en favor de la guerra y toda APOLOGÍA DEL ODIO nacional, racial o religioso que constituyen incitaciones a la violencia".

El límite existe.

Quique Gomez Lepez