El Arsenal Naval Puerto Belgrano y su capacidad de adaptación frente al COVID-19

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_2020_julio_NOTAGACETAARSENAL.jpg

Además de implementar estrictos protocolos sanitarios, este destino centenario también produce recursos para afrontar la pandemia en su ámbito laboral.

Desde que comenzó la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, y teniendo en cuenta que las Fuerzas Armadas están exceptuadas del aislamiento social preventivo y obligatorio, el Arsenal Naval Puerto Belgrano (ARPB) no sólo se adecuó a las más estrictas medidas de higiene y seguridad para salvaguardar la integridad de su personal, sino que también contribuyó a un más eficaz cuidado de la salud en otras dependencias de la Armada.

Por tratarse de una actividad exceptuada del aislamiento social, preventivo y obligatorio, los trabajadores continúan en sus puestos laborales, dando cumplimiento a los protocolos nacionales generales y al Protocolo de Higiene y Seguridad en el Trabajo Emergencia Pandemia COVID-19 elaborado a partir de las recomendaciones SARS COV-2 aprobadas por la Superintendencia de Riesgo de Trabajo.

Producto del esfuerzo mancomunado de los distintos Departamentos que conforman el Arsenal, se lograron confeccionar miles de tapabocas, cientos de litros de alcohol en gel y máscaras faciales para atender a esos protocolos sanitarios.

Por ejemplo, las secciones Velería del Departamento Taller Naval y Carpintería del Departamento Infraestructura fabricaron tapabocas. La Sección Laboratorio del Departamento Control de la Producción elaboró, junto con personal del Comando de la Flota de Mar, alcohol en gel que fue distribuido entre destinos dependientes de la Flota y en el Arsenal.

Además, el Departamento de Informática del Arsenal adquirió tecnología de impresión 3D y diseñó y fabricó máscaras faciales adaptadas a las tareas diarias del Arsenal. En tanto que el Departamento Seguridad Ambiental adquirió un túnel sanitizante que fue instalado en el ingreso peatonal del Arsenal, para la desinfección del personal; y un termómetro digital infrarrojo con el que a diario se controla la temperatura corporal de quienes ingresan a trabajar.

Este departamento realiza también desinfecciones periódicas en espacios comunes, para reforzar las tareas de sanidad e higiene que lleva a cabo diariamente cada departamento.

Con 115 años de antigüedad, y por ser el encargado del mantenimiento de las unidades de la Armada, el Arsenal Naval Puerto Belgrano se adecúa, en la medida de sus posibilidades, a las exigencias que demanda la actual situación sanitaria.

Gaceta Marinera