Tambalea el relato de los testigos que acusan a la policía tras un informe técnico

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_2020_julio_NOTAFACUNDO.jpg

El auto en el que viajaban las tres personas que aseguraban haber visto el 30 de abril al joven subiendo a un patrullero no aparece en los registros de la lectora de patentes ubicada en el fitosanitario.

Un dato técnico pedido por quienes investigan la desaparición de Facundo Astudillo Castro disparó las dudas en relación al relato de los testigos que afirman haber visto a Facundo subir a un patrullero de la policía bonaerense el 30 de abril a las 15.30 en inmediaciones de Mayor Buratovich.

La información, a la que accedió en exclusiva LA BRÚJULA 24, señala que el auto Peugeot en el que los testigos declaran haber viajado desde Pedro Luro a Bahía Blanca no aparece registrado en el lector de patentes de ida, ubicado en el control fitosanitario.

“Del análisis del registro tomado por las lectoras de patentes instaladas en el kilómetro 714 de la Ruta Nacional N°3, no surge que el vehículo marca Peugeot modelo 206 (dominio xxx) haya egresado del distrito de Villarino el día 30 de abril del corriente año”, señala parte del informe enviado a la Justicia Federal.

El dato llamó “poderosamente la atención” de los federales que intervienen en la investigación porque esto pone en duda, como mínimo, la exactitud de la fecha en que los testigos refieren haber visto a un chico de similares características a Facundo. “De corroborarse esto, con un informe extra, se puede concluir que los declarantes están confundidos de fecha y de persona o mienten. Esto deberá determinarlo la Justicia en su debido momento porque esta gente declaró bajo juramento”, señaló el informante de una de las fuerzas a cargo del caso.

Uno de los testigos en cuestión, que fueron presentados por la querella ante la Justicia el 4 de julio a las 11.33 horas, y en la que exclusivamente se basa la hipótesis de la desaparición forzada a manos del Estado declaró: “El 30 de abril sacamos un permiso para viajar a Bahía, salimos a las 15 horas desde Pedro Luro hacia Bahía Blanca junto con mi hermano y mi pareja (cuyos nombres se reservan). El auto, propiedad de mi madre, lo manejaba mi hermano. Viajábamos porque teníamos que terminar una mudanza y traer una perra. Entre las 15.20 y 15.30 pasando por Buratovich, y luego de una curva grande, vemos a un nene caminando por al lado del alambrado.

Ahí un móvil policial que iba delante de nosotros se detiene en la banquina. El nene, que parecía de unos 12 o 13 años, iba caminando con una mochila marca Wilson. Bajaron dos policías masculinos. Yo me di vuelta para mirar y vi como abrían la puerta de atrás del patrullero para que subiera”.

Según pudo saber este diario digital, ese 30 de abril pasaron un total de 2411 vehículos por el fitosanitario y el vehículo de los testigos no aparece egresando del partido de Villarino (es decir sentido Pedro Luro-Bahía Blanca).

La lectora de patentes es la misma que registró el paso, a las 16.03 de ese 30 de abril en una camioneta Honda, de la testigo que declaró hace dos semanas y que indicó que llevó a un chico de similares características a Facundo y que lo dejó en la vías ferroviarias antes del cruce del Ruta 3 y 22. Por este motivo, la Justicia dispuso rastrillajes focalizados desde ese punto geográfico hacia la localidad de General Daniel Cerri.

En conclusión, un dato tecnológico -como lo es el registro de patentes- objetiviza el relato de la última testigo, que lo ubica a Facundo con rumbo a Bahía desde el Salitral de la Vidriera, y pone en duda la precisión de los testigos aportados por la querella.

Por ahora el destino de Facundo sigue siendo un misterio, aunque hay una hipótesis –distinta a la desaparición forzada– que crece días tras día.

Fuente: La Brújula 24