Bahía Blanca: El sistema de salud bahiense está “estresado” y el personal “cansado”

Publicado en Noticias

b_300_260_16777215_00_images_noticias_2020_julio_NOTABAHIACONFERENCIA.jpg

Pablo Acrogliano, Gustavo Carestía y Carlos Deguer pidieron a la población que extreme las medidas de cuidados para evitar contagios.

El secretario de Salud Pablo Acrogliano, el titular de la Asociación Médica, Carlos Deguer, y el director del Hospital Municipal de Bahía Blanca Gustavo Carestía brindaron una conferencia de prensa para plantear cuál es la situación sanitaria de la ciudad ante el avance del coronavirus.

“La situación se va complejizando a nivel nacional, local y regional. El sistema de salud bahiense está estresado, hay cansancio entre el personal sanitario y por eso hay que extremar el ingenio para redistribuir camas”, describió y advirtió sobre las consecuencias del relajamiento en el desarrollo de actividades y de la ciudadanía en los comportamientos intrafamiliar y en los espacios públicos.

Proyectando que los actuales números se mantengan en las próximas semanas, indicó que habrá más de 150 casos de COVID- 19 en septiembre y siguiendo el concepto que el 20% de los diagnosticados tiene que ser internado, habrá más de 300 pacientes en hospitales. “Se genera un embudo en el sistema de salud y un agotamiento general del sistema”, enfatizó.

Agregó que en el análisis debe sumarse lo que ocurre en las localidades de la zona, que representan el 40% de los casos y con derivaciones al Hospital Penna. Ese incremento de necesidad de atención de la región, señaló, va en desmedro de la intervención que requiere Bahía Blanca.

“Genera frustración y enojo entre el personal sanitario la actitud de la ciudadana. De ninguna manera minimizamos el problema, estamos trabajando desde febrero en conjunto, todos los hospitales articulados. Pero nada alcanza sin el compromiso ciudadano, el sistema de salud es el mismo que hace 20 años y después de seis meses de pandemia el sistema de salud se queja y estresa. Necesitamos que nos acompañen”, pidió el funcionario comunal.

Al ser consultado sobre la llegada de la primavera, reclamó que sobretodo los jóvenes se cuiden y cuiden a los trabajadores de la salud evitando reuniones el próximo lunes 21.

“Hoy hay 70% de circulación comunitaria del virus, todos somos positivos hasta que se demuestre lo contrario; estamos conviviendo con el coronavirus”, aseveró y tras detallar las medidas adoptadas, como los testeos, el plan Detectar, la instalación de las UCMA, la asistencia a geriátricos y empresas, remarcó que todas esas decisiones no alcanzan sin el compromiso ciudadano.

“El bien común se construye entre todos y no detrás de un escritor, quejándose, sin presentar propuestas concretas y reales. La pandemia de por sí hace daño, dijimos que iba a venir el virus, que iba a generar enfermedad y muertes, y en eso estamos. Estamos tratando de generar el menor impacto”, insistió.

Y se refirió a declaraciones de referentes de distintos ámbito, algunos vinculados a lo sanitario: “Si existiera la receta para evitar el avance de la pandemia ya estaría; los extremos son malos y cuando la política partidaria mete la cola en el sistema de salud lo perjudica”.

Por su parte, tanto Carestía como Deguer hicieron hincapié en la necesidad de que la población cumpla con las medidas de distanciamiento físico, uso de tapaboca y el lavado constante de manos, para evitar un aumento de contagios.

El director del Hospital Muncipal, en particular, hizo mención a la preocupación por el recurso humano que enferma. “Hoy tenemos 80 personas aisladas en el hospital, 40 positivas de coronavirus. Eso significa una merma importante, del orden del 8% del total del personal vinculado directamente a la atención del paciente”, señaló.

Adelantó que continuarán las restricciones en la suspensión de internaciones y a título personal opinó que la población debería cuidarse como en el principio de la pandemia, aunque no abonó un retroceso en la fase de cuarentena.

Por último, Deguer mencionó que la situación del sector público de la salud es similar al del privado y afirmó que el esfuerzo que se está haciendo en recurso humano y económico es muy importante. “El Ejecutivo tiene que seguir tomando la decisión por más que tengamos nuestro pensamiento. Es probable que alguna restricción focalizada sí nos pueda ayudar, es una opinión personal. Necesitamos el apoyo de la sociedad”, reiteró.

Fuente: Frente a Cano